EN LO PROFUNDO

¿Sabías que aproximadamente el 70% de la superficie de la tierra está cubierta por agua? Así que si eres como yo y te gusta descubrir el mundo probablemente sólo has aprovechado el 30% restante. Entonces, ¿por qué mejor no nos sumergimos y descubrimos un mundo subacuático asombroso?

Desde hace años cuando iba a destinos costeros lo primero que investigaba era donde hacer snorkel, pero desde inicios de 2019 empecé a considerar el buceo, ya que es una actividad que no necesita unas condiciones físicas exigentes para realizarla. Si bien, para bucear lo ideal es tomar un curso certificado por organizaciones reconocidas a nivel mundial como son PADI, SSI, FEDAS, entre otras. El Curso Open Water Diver es el más popular del mundo y este ha introducido a millones de personas a este estilo de vida.

Buscando por internet empecé a ver dónde eran las mejores opciones para tomar este curso en relación precio-experiencia y en la mayoría de los casos recomendaban Tailandia, Honduras, Egipto, entre otros destinos, en donde el curso estaba entre USD 250 – 350 (aprox. $800.000 a $1.150.000). Me llamó la atención por qué Colombia no estaba en la lista, pero por recomendaciones de viajeros y conocidos tenía referenciado que desde Santa Marta, específicamente en Taganga, hay varios centros de buceo que podían ofrecer el mismo curso.

Después de este curso, si en tus vacaciones sueles hacer lo mismo que todos los años y quieres considerar un cambio, el buceo es la mejor opción. Una vez que lo haces, no dejarás de pensar sobre dónde hay más lugares para bucear, dónde hay más vida acuática, dónde hay mejor visibilidad, etc., convirtiéndose en un estilo de vida. Además, no es lo mismo que te lo cuente a que lo vivas, teniendo en primera fila paisajes inolvidables y especies únicas, con colores y movimientos atractivos.  

No hay nada como respirar bajo el agua por primera vez. Lleva algún tiempo adaptarse, dado que no estamos hechos para respirar bajo el agua. Sin embargo, después de algunos minutos, uno mismo se da cuenta de lo sencillo que es el buceo. Al final, el desafío más grande termina siendo para los instructores, tratando de convencer a los primíparos que salgan del agua.

¿Con quién hacer el curso de Open Water Diver?

Por referencia y experiencia propia lo hice con el centro de buceo Tayrona Diving Center gracias a su reconocimiento y trayectoria de más de 30 años ofreciendo sus servicios al público en Taganga. Con ellos el curso incluye:

1- Equipo completo de buceo.

2- Libro de estudio (impreso o digital) con el complemento en vídeos para ver directamente en el centro de buceo.

3- Bitácora.

4- 6 inmersiones de 40 a 45 minutos, cada una, con su respectiva capacitación y acompañamiento con instructor (Dos por cada día).

5- Transporte en bote a la Isla Aguja en el parque Tayrona.

6- Refrigerios por cada día de inmersión.

7- Fotos y vídeos durante las inmersiones (para esto uno debe contar con una USB y/o celular con capacidad de al menos 1GB para recibir el contenido).

8- Seguro obligatorio.

www.tayronadivecenter.com

Contacto: 318 3059589

El valor por todo el curso es $900.000 para realizarlo en mínimo tres días de acuerdo a lo que se avance en el libro. Sabiendo que es una suma significativa, también ofrecen un mini curso durante mediodía por $240.000, en donde ofrecen el video de inducción para bucear antes de salir para las dos inmersiones. En caso de que te animes a hacer el curso completo, te lo descuentan del precio total.

Hay muchas opciones para hospedarse en Santa Marta o directamente en Taganga, pero si piensas tomar alguna de las actividades para bucear con Tayrona Dive Center, lo mejor sería quedarse con ellos dado que cuentan con habitaciones con literas y es práctico para ahorrar el tiempo de transporte antes de salir a bucear, teniendo en cuenta que toca estar a las 7:30 a.m. para recibir el equipamiento previamente a la salida. Además, el regreso de medio día con 2 inmersiones está entre 12:30 m. y 1:00 p.m., por lo que también hay la flexibilidad -si es el último día- que uno pueda usar la habitación para bañarse y cambiarse. Lo que es poco probable en otros alojamientos que programan normalmente la hora de salida a más tardar a la 1:00 p.m. El valor por noche de la habitación es de $35.000 sin vista al mar y $50.000 con vista al mar.

Por: Sebastián Hernandez

Para recibir novedades y contenido de tu interés