El nuevo son de Willy García

La fe tiene múltiples caras. En el caso de William García Moreno, más conocido como Willy García, la fe tiene cara de felicidad, de música, de esfuerzo y de entrega. El exvocalista del Grupo Niche se ha destacado como un icono de la salsa colombiana, pero ¿a qué se dedica hoy en día?

Willy es el mayor de cinco hermanos y el único dedicado a la música. Nació en Buenaventura y se crio en el barrio Lleras; donde al lado de sus amiguitos, jugaba a ser futbolista con una pelota de trapo. El conflicto y la violencia eran de por sí, pan de cada día, que le fueron arrancando en el camino algunos de sus compañeros de barriada.

Las oportunidades de surgir y de salir de allí, eran tan difíciles como ganar la lotería sin comprarla. Por eso, haberlo logrado y mantenerse como uno de los cantantes de salsa más reconocidos y sólidos de Colombia, es para él nuevamente, tema de fe. Así se llama su nuevo proyecto: “Yo Tengo Fe” y aunque sí tiene que ver con música, no se trata de un nuevo álbum.

Esta vez Willy trasladó su fe de nuevo al barrio Lleras. Ese terreno que su señora madre ganó con esfuerzo y trabajo, será la sede de su Fundación “Yo Tengo Fe”, que abrirá sus puertas este 2019,  con la única intención de entregarles un lugar de enseñanza musical y artística a esos niños que como él, sueñan en grande; sueñan con ganar esa lotería a través de un mentor como Willy. Sueñan con “romperla” y volar alto.

¿Cuántos niños podrás recibir en la fundación? – le pregunto a Willy-

“Ojalá pudiera recibirlos a todos”, responde.

“Yo Tengo Fe” ya está puliéndose en el barrio Lleras, ya está tomando forma. Sus muros y salones se están erigiendo para ser ese templo de esperanza y dicha para los “pelaos” de la zona. Ya han recibido donaciones de instrumentos musicales de manos de futbolistas como Mario Yepes, Juan Fernando Quintero y otros más de la selección colombia. “Yo Tengo Fe” está casi lista para que esas pequeñas enormes sonrisas, de los niños de Buenaventura, se llenen de más música y talento.

Por: Juliana Rosero Berrío.

Comments are closed.

X